VEDA ELECTORAL

Herencias

Teatro Principal

Teatro Principal

El Teatro “Principal” fue construido durante el Siglo XVIII por el arquitecto poblano José Miguel de Santamaría al estilo barroco poblano e inaugurado oficialmente en 1761, gracias también al apoyo financiero de las monjas clarisa y del abasto de carnes.

Considerado como el “Relicario de América”, es el único y más antiguo espacio teatral en el continente americano que sigue en uso después de sus 260 años. Además, representa gran parte de la historia del teatro en la ciudad de Puebla.

Aunque datada del siglo XVII, sus antecedentes remotan al siglo XVII cuando Juan Gómez Melgarejo, carpintero de profesión y aficionado del teatro, frente al éxito de las obras que realizaba en su casa para la gente, decidió construir el  primer teatro de la ciudad “El corral  de comedias”.

Sin embargo, en junio 1613, el alcalde mayor de la ciudad, Nicolás de Villanueva y Guzmán ordenó la suspensión de las representaciones de Melgarejo y la destrucción del teatro.  Frente a la protesta social, en 1626 las autoridades autorizaron la construcción de otro corral de comedias, pero las diferencias con las autoridades de la ciudad la obra siempre fue propuesta.

Fue hasta que el coronal Miguel Román de Castilla en 1742 autorizó la construcción de lo que sería el Antiguo Coliseo, también llamado “Coliseo de los Ángeles”. Por lo tardado de su edificación, el recinto solo contaba con un escenario y los espectadores se sentaban en las vigas o llevaban sus propias sillas. Fue inaugurado el día de Pascua de Resurrección en 1760 y de manera oficial en 1760.

Con el paso de los años el teatro fue desatendido, pasando a segundo plano tras la inauguración del Teatro Guerrero en 1868 hasta que un incendió en julio 1902 lo destruyó por completo dejando el recinto en el olvido.

Una primera remodelación ocurrió entre 1937 y 1940 pero fue solamente después de 30 años y la restauración del edificio por el arquitecto poblano Miguel Pavón Rivero que abrió nuevamente sus puertas al público en 1960. Su última renovación ocurrió en el año 2011.

Todavía hoy en día se puede admirar en la fachada principal el escudo y la leyenda sobre la inauguración del Teatro fechada del año 1752.

Esta joya arquitectónica virreinal única sigue siendo en la actualidad sede de diversas manifestaciones artísticas como obras de teatro, ópera, danza, concierto, festivales, conferencias, asambleas e informes de gobierno.