VEDA ELECTORAL

Herencias

Centro Histórico de Puebla

Centro Histórico de Puebla

Conservada por más de 4 siglos y considerada como Relicario de América, la ciudad de Puebla se fundó ex nihilo  1531 en el valle fértil de Cuetlaxcoapán al pie del volcán Popocatépetl y rodeado por otras dos centinelas, el Iztaccíhuatl y la Malinche. Es la primera ciudad del continente en ser creada exclusivamente para colonos españoles y buscando la perfección en su traza urbana.

Por motivos de preservación y conservación de sus tesoros culturales y artísticos, en especial de su patrimonio urbano-arquitectónico, la zona de monumentos históricos de Puebla ha sido declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO el 11 de diciembre de 1987. El área consta de 6.99 km2 en los cuales se encuentran 2,619 edificios de valor histórico construidos entre los siglos XVI y XX y los otros 2,487 edificios son inmuebles civiles.

En el Zócalo, la plaza principal de la ciudad que funcionó como mercado en la época virreinal, puedes disfrutar de una tarde agradable rodeado de árboles y de la hermosa arquitectura Poblana con los Portales, el Pasaje del Ayuntamiento o el Palacio Municipal y de la frescura de la fuente de San Miguel.

Caminando por las largas, angostas y coloridas calles de Puebla, te encuentras con una fusión ecléctica de estilos arquitectónicos y artísticos de influencia europea y americana revistiendo los edificios religiosos y civiles para definir un estilo regional particular. Integran elementos barrocos, neoclásicos, expresiones del romanticismo y de la época porfiriana con su característica influencia francesa característica.

Conoce la Catedral, la Capilla del Rosario considerada como la octava maravilla del mundo, la Biblioteca Palafoxiana considerada “Memoria del Mundo” por la UNESCO desde 2005, el Puente de bubas y la red de túneles y puentes subterráneos del siglo XVIII o el Templo de la Compañía de Jesús. Admira las bellas casas barrocas con sus fachadas combinadas harmoniosamente con  ladrillos, azulejos y relieves artísticos en argamasa blanca, como la Casa de los Muñecos o la Casa del Alfeñique.

Pasea por los barrios antiguos como Analco, la Luz, el Parían o el hermoso Barrio de los sapos.

Conoce más acerca de la cultura y el arte poblano visitantes unos de los 36 museos que ahí se encuentran. Dependiendo de tu interés, los museos proponen un abanico de posibilidades como arte prehispánico virreinal, religioso o contemporáneo o popular, sobre periodos y acontecimiento históricos, colecciones privadas, entre otros.

El Centro Histórico cuenta también con un rico patrimonio inmaterial. Tesoros culinarios como el mole poblanos, las chalupas, el chile en nogada, los camotes o las típicas tortitas de santa clara deleitarán tu paladar. Si lo que te interesa son las artesanías, encontrarás piezas de talavera poblana, textiles, alfarería, piezas de barro y madera, entre otras. Puedes también dejar que tu imaginación vuela conociendo las leyendas del centro histórico.